• Novedad de la Veterinaria
  • Novedad de la Veterinaria
  • Novedad de la Veterinaria

Mascotas ..una oportunidad de aprendizaje

Claves para que padres puedan guiar a sus hijos en el cuidado de sus animales.
Contar con una mascota en el hogar beneficia a toda la familia, en especial a los niños, quienes no sólo cuentan con una compañía incondicional, sino también con una oportunidad para adquirir responsabilidades.
Así lo manifiesta la sicóloga infanto-juvenil, Paola Flores Castillo, quien además asegura que cuidar a una mascota puede ayudar a los más pequeños de la casa a desarrollar destrezas sociales.
Sin embargo, en el caso de los peques menores de tres y cuatro años, hay que tomar algunos resguardos, pues estos no tienen la madurez para controlar sus impulsos de agresividad e irritabilidad, por lo que hay que observarlos cuando están con las mascotas.
Sentimientos positivos El desarrollar sentimientos positivos hacia el animal puede contribuir a la autoestima y la autoconfianza del
niño. Además, las relaciones positivas con ellas pueden ayudar en el desarrollo de relaciones de confianza en otros. Es más, una buena relación con una mascota puede también ayudar a desarrollar la comunicación no verbal, la compasión y la empatía. “Los animales son una buena forma de enseñar a los niños el cuidado para con los otros, el respeto, la responsabilidad y el cariño. Con un animal un niño puede aprender a asumir responsabilidades como cuidarla, alimentarla, jugar con ella, bañarla, etc.”, comenta la sicóloga, quien enfatiza que la convivencia con un animal en casa es una tremenda experiencia de aprendizaje.

Otro aspecto que destaca la profesional es que los padres tienen que supervisar el cuidado del animal aunque ellos crean que su niño sea suficientemente maduro para hacerse cargo de él.
Aunque la mayoría de los niños son suaves y tratan bien a los animales, algunos pueden ser bruscos y hasta abusivos. Si tal comportamiento persiste, éste puede ser una señal de problemas emocionales significativos. Por lo tanto, los especialistas sugireren que cualquier niño que abuse, torture o mate animales debe ser visto por un profesional a fin de realizar un estudio o evaluación comprensiva.