• Novedad de la Veterinaria
  • Novedad de la Veterinaria
  • Novedad de la Veterinaria

Blood Hound



Origen: Aparte de constituir una de las razas más puras, esta criatura de aspecto lúgubre representa una de las ramas antiguas de los sabuesos. Hallamos los primeros ejemplares en la Bélgica del siglo VIII, en los bosques de las Árdenas, donde St. Hubert (patrono de la caza) poseía una gran jauría de sabuesos que más tarde serían conocidos como St. Huberts. Esta raza llegó a ser la favorita de los reyes franceses, y Guillermo el Conquistador lo introdujo en Inglaterra en 1066.
La meticulosa crianza a que fueron sometidos en este país a lo largo de varios siglos dio como resultado el Blood Hound que hoy conocemos.

Descripción: Posee un manto corto, espeso sobre el cuerpo y más fino sobre las orejas y el resto de la cabeza. Puede ser de color negro y castaño, castaño y castaño rojizo o rojizo. Resulta aceptable la presencia de pequeños mechones blancos en el pecho, los pies y la punta de la cola. Lomo ancho y musculoso, pecho profundo e ijares poderosos. La cola es larga y caída y, aunque espesa, es afilada.

Carácter: El Blood Hound es un animal tímido, amable y dotado de cierto aire de solemnidad. Una vez que haya encontrado un rastro, será incapaz de prestar atención a ninguna otra cosa, incluida la llamada de su amo.