• Novedad de la Veterinaria
  • Novedad de la Veterinaria
  • Novedad de la Veterinaria

Afgano



Origen: se califica su origen en un incierto segundo o tercer milenio antes de Cristo, en el mundo de los galgos, el pastor afgano ocupa un lugar prominente.
No cabe duda de que todos los galgos se han originado de un mismo perro, evolucionando según la región donde se producían. Y así, la irregularidad del terreno montañoso que anida en Afganistán, con continuos cambios bruscos climáticos, le dio al galgo afgano la particularidad que lo distingue de los demás galgos: la articulación en la cadera con eje de rotación, para poder volver sobre sus cuartos traseros con la rapidez y agilidad necesarias para seguir a sus presas.

Descripción: El afgano es un galgo corredor, cazador valiente que parece desconocer el miedo. No da jamás un paso hacia atrás cuando su adversario es potencialmente más fuerte; su victoria está basada en la rapidez, la astucia y en el conocimiento de las partes débiles del contrario. Es además el único galgo que posee aptitudes innatas de pastor. Muchos consideran inexplicable el gran equilibrio entre su carácter y sus aptitudes. Parece incompatible en un perro la dureza con la elegancia, el ser cazador con las actividades pastoriles de vigilancia y guarda, lo que en el afgano es absolutamente normal.

Carácter: El galgo de Afganistán a pesar de ser un animal aparentemente frío es un perro extraordinariamente sensible y por este motivo no puede soportar pasar a un segundo plano o cualquier actitud que le pueda hacer creer que ha sido postergado. A pesar de que no está constantemente realizando actos de demostración de afecto hacia su amo, en ningún momento prescinde del vínculo de la amistad que le relaciona con el hombre.